¿Ya decidiste la tipografía para tu logotipo?

Algo que parece tan sencillo puede despertar más de un quebradero de cabeza si pretendemos que la psicología de las tipografías juegue a nuestro favor. ¿No sabes de qué se trata? Desde Imprenta2.com te damos las claves para acertar

Que si el color, que si la forma, que si las letras o palabras... Cuando se trata de crear un nuevo logotipo o la nueva marca de ese proyecto que tienes entre manos son muchas las decisiones que hay que tomar para conseguir trasmitir nada más y nada menos que aquello que queremos conseguir a nuestro público potencial. Para ello, ya en otras ocasiones hemos hablado de lo que se conoce como psicología de los colores y psicología de las formas, publicaciones en las que hemos intentado explicar brevemente qué sensaciones evocan o despiertan en el ojo humano los distintos colores o las distintas formas con las que podemos llegar a elaborar nuestro logotipo. Ciencia que a veces se tiene muy en cuenta a la hora de ponernos en marcha con un nuevo proyecto, sirviéndonos así de gran utilidad esta arma que puede jugar a nuestro favor. Pero, ¿sabías que también existe la psicología de las tipografías?

¿Qué queremos transmitir? ¿qué sentimientos queremos despertar? Cuestiones estas que tenemos que tener muy claras a la hora de elaborar la imagen corporativa de nuestra nueva empresa, ya que una mala elección puede llevarnos a difundir algo totalmente opuesto a lo que pretendemos. Y es que, debemos de tener muy claro que simplemente con mirar un tipo de letra u otro sentiremos, involuntariamente, una emoción u otra, y es ahí donde la psicología de las tipografías goza de un gran protagonismo.

Por ello, la psicología de las tipografías es algo que no podemos obviar a la hora de diseñar nuestro logotipo. Y es que, está claro que no podemos usar el mismo tipo de letras si lo que queremos transmitir es que somos un negocio tradicional o, por el contrario, si somos una empresa moderna y actual.

Ante esta disciplina, y a grandes rasgos, podemos decir que estilos tipográficos como Serif transmiten tradición, obediencia y seriedad. Por su parte, la Sans Serif está más relacionada con modernidad, entusiasmo y neutralidad. En cuanto al estilo tipográfico Script se puede decir que transmite elegancia, afecto y seducción. Las fuentes que engloban el estilo tipográfico moderno por su parte transmiten tendencia, inteligencia y estilo. Y, por último, las decorativas son divertidas, casuales y exclusivas.

¿Ya decidiste la tipografía para tu logotipo?