Halloween: arañas, murciélagos y brujas ocupan nuestra oficina

Aunque se trata de una fiesta heredada, lo cierto es que en los últimos años se ha consolidado en nuestro país, impregnando la noche del 31 de octubre de zombis, arañas y brujas

Desde hace semanas nuestra oficina ha sido poseída por brujas, zombis, arañas y murciélagos. Y es que, la noche del 31 de octubre ya ha llegado y cada vez son más los que se han visto sucumbidos por esta espeluznante fiesta. 

Aunque es cierto que se trata de una celebración heredada, lo indiscutible es que en los últimos años se ha ido consolidando en nuestra sociedad y son muchos los clientes que han preparado algún que otro cartel, invitación o entradas para esa fiesta de Halloween o simplemente para impregnar de un cierto aire tétrico y misterioso su oficina u hogar. 

Un momento perfecto el de esta noche para que símbolos siniestros creen la atmósfera perfecta para la noche más estremecedora del año: Halloween. 

Imágenes con personajes espeluznantes como zombis, momias, brujas, vampiros y fantasmas que han invadido muchos de los trabajos que nuestros diseñadores gráficos han llevado a cabo en estos días previos a la noche de Halloween. Iconos que por supuesto han ido acompañados de fuentes con una tipografía adecuada para crear esa atmósfera tan escalofriante que acompaña a la noche del 31 de octubre. Ya sean fuentes tenebrosas y tétricas, tipografías góticas, caracteres sangrientos, fuentes que simulan estar derritiéndose u otras que contienen multitud de iconos de brujas y telarañas, lo que está claro es que escoger una tipografía incorrecta puede arruinar nuestro diseño. Por ello, en estos días muchos de nuestros proyectos se ven colmados con fuentes que, en la mayoría de los casos, no son aptas para los trabajos que el resto del año llevamos a cabo, pero que es en esta época del año cuando se convierten en imprescindibles de nuestros trabajos. Y es que, no podemos olvidar que seleccionar la tipografía perfecta para un determinado diseño es a veces una de las tareas más complicadas.

Halloween: arañas, murciélagos y brujas ocupan nuestra oficina