El ABC del Formato Vectorial

Aunque se trate de una herramienta valiosísima en el mundo del diseño, el formato vectorial no recibe la importancia que merece

¿Has escuchado hablar de archivos con extensión SVG, AI o PDF? ¿Sabrías explicar cuál es su uso? Aunque se trate de una herramienta valiosísima en el mundo del diseño, el formato vectorial no recibe la importancia que merece y es que hay personas que aún no conocen las ventajas que ofrece. 
Primero debes saber qué es el formato vectorial; se trata de un archivo compuesto por diferentes objetos geométricos individuales (polígonos, líneas, arcos…) definidos por distintas variables matemáticas de forma, posición, color, etc. Por ejemplo, un cuadrado de color amarillo quedará definido por la posición de sus puntos, el grosor de la línea y su color.  

Los gráficos vectoriales son utilizados en diseño para crear ilustraciones, logotipos y tipografía entre muchas otras cosas. A la hora de imprimir, las imágenes vectoriales son nuestras mejores aliadas y esto es por varias razones: 

- Al estar basada en fórmulas matemáticas en lugar de píxeles, como las imágenes rasterizadas, son capaces de almacenar información muy complicada sin ocupar demasiado espacio. 

 - El hecho de que pueden ser guardados y modificados lo hace más cómodo si se van a realizar ediciones en un futuro. La mejor parte es que estos cambios se pueden hacer de manera muy sencilla y rápida. Además, podremos modificar los elementos que componen nuestra imagen por separado al contrario que con un archivo rasterizado.

 - Este tipo de archivo además te permitirá modificar la tipografía convirtiéndola en un vector formado por líneas rectas o curvas que podrás retocar y personalizar a tu gusto. 

 - Trabajar con vectores es mucho más sencillo ya que nuestras imágenes se componen de formas simples como líneas o polígonos; por esta razón se consigue un resultado más claro y limpio.

 - Este formato permite de forma muy sencilla ser rasterizado, mientras hacer el proceso contrario con un archivo rasterizado es bastante más complicado. 

 - Las imágenes vectoriales tienen una resolución infinita, se pueden ampliar o reducir sin que pierdan calidad. 



Una vez visto qué es y qué ventajas tiene tenemos que ver algunos ejemplos de extensiones para guardar este tipo de archivo y cuales son sus características:

 - Ai: Esta es una de las extensiones más conocidas, posiblemente hayas escuchado hablar de ella. Es el formato nativo de Adobe Illustrator. 

- EPS: Esta extensión la admiten prácticamente todos los programas de gráficos, ilustraciones y diseño de páginas. 

SVG: Actualmente esta extensión te permite abrir los archivos en diversos navegadores, no es pesado, no pierde calidad y en algunos casos te permite añadir animaciones a tu imagen vectorial.

 - PDF: Esta es una de las extensiones más conocidas, todo el mundo tiene al menos un archivo en su ordenador con esta extensión, pero no todo el mundo sabe que PDF te permite abrir tus documentos vectorizados. Es una de las extensiones más frecuentes, por lo tanto, es sencillo encontrar un programa en nuestro ordenador que nos permita visualizarlo. 

Las imágenes vectoriales no solo harán que transmitamos una imagen cuidada y profesional sino que, además, facilitará la visibilidad ¿De que nos sirve un cartel publicitario si nadie va poder ver nuestro logo o el nombre de la empresa porque está pixelado? Con el formato vectorial no tendrás que preocuparte por el tamaño; en Imprenta2.com podrás imprimir desde tarjetas de visitas hasta gigantescas lonas con un único archivo vectorial, obteniendo la máxima calidad al mejor precio… siempre. 

 

El ABC del Formato Vectorial