Cómo hacer las fotos que más venden

Desde Imprenta2 queremos repasar brevemente cómo deben de ser las fotografías de tus productos para llegar al máximo número de clientes


Más de una vez hemos escuchado aquello de... "una imagen vale más que mil palabras" y es que, cuando algo nos entra por los ojos es difícil que se nos escape de nuestra lista de deseos. Por ello, y dado el valor de una buena imagen, desde Imprenta2 hemos querido realizar un breve recorrido por algunos de los consejos más importantes a la hora de llevar a cabo las fotografías de nuestros productos, ya sea para un folleto, flyers o una lona que estará a la vista de miles de viandantes. 

En tal caso, y si lo que queremos es conseguir aumentar las ventas de nuestro nuevo producto estrella, debemos de comenzar por tener una buena imagen de él. Como primordial, cabe señalar que si pudiéramos contar con un estudio profesional para ello mejor que mejor, pero de no ser así nos pueden servir algunos de los siguientes consejos.

Por supuesto, y como primordial, es contar con una buena cámara. Afortunadamente hoy en día la tecnología está al alcance de prácticamente casi todo el mundo y contar con una buen máquina de fotos es bastante fácil. Si por el contrario no es así, siempre podemos tirar de amigos y familiares que puedan echarnos una mano con este menester. 

Una luz natural siempre que sea posible hará que tus fotografías quede mucho mejor. Utiliza las mejores horas de luz para que tus imágenes queden como las de un auténtico profesional.

A la hora de realizar la fotografía, no olvides que cuanto más claramente se aprecien los detalles del producto mejor que mejor. En este caso, nos puede ayudar el hecho de realizar una fotografía con un fondo en blanco o liso, centrando la visión exclusivamente en el producto. Además, y para que el consumidor potencial conozca el mayor número de características de tu producto, una buena opción es introducir en la descripción las medidas del mismo, pero también puede ayudar el realizar una fotografía a escala junto a algún otro objeto que pueda ayudar a imaginar las dimensiones del mismo. Por ejemplo, una joya sobre la palma de una mano.  Y por último, y si puedes añadir en tu diseño más de una fotografía, aprovecha para añadir imágenes de detalles que ayudarán a tus clientes en la decisión final.

Cómo hacer las fotos que más venden